Contactenos    Links       

       

La Casa madre de la Sociedad del Divino Salvador tiene un nombre muy histórico, Palazzo Cesi . Los nombres vienen de los apellidos de sus dueños anteriores. El Cardenal Francisco Armellini comenzó la construcción en los años 1517-1520. Las bases fueron puestas casi al mismo tiempo que las bases de la actual Basílica de San Pedro.

Hacia el año 1565, el Cardenal Pier Donato Cesi, del cual es tomado el nombre actual, compró el palacio. Pier Donato Cesi fue Obispo de Narni entre los años 1546 y 1566. Más tarde se trasladó a Roma, para ayudar al Papa en varias funciones diplomáticas. Nombrado Cardenal en 1570, decidió restaurar cuidadosamente el palacio adquirido, y encomendó esta labor al arquitecto lombardo, Martino Longhi el Viejo. El resultado de este gran trabajo se puede ver todavía hoy.

Con la desaparición de la Familia Cesi (1657), el palacio cambió de dueños varias veces. En el siglo XIX, dos hermanos Graziolini: Giovanni Battista y Giuseppe, fueron dueños del Palacio. Julio, el hijo de Giuseppe, vendió el palacio en 1862 al conde Gustavo Candelori Moroni quien en 1875 lo cedió a su hijo, Gustavo y a su viuda, Amalia Rosati Kinsky. En 1879, el Duque Giuseppe Caffarelli Negroni compró el palacio y tres años más tarde su hijo el Duque Francesco Di Paola Negroni Caffarelli lo recibió en sucesión. En 1895, lo compró el Siervo de Dios, Padre Francisco María de la Cruz Jordán y desde entonces este edificio es propiedad de la Sociedad del Divino Salvador y es la Casa Madre.

A partir del año 1930, el área alrededor de la Casa Madre en la Via della Conciliazione es diferente. El palacio estaba ubicado en el estrecho Borgo Vecchio, construido al lado de la antigua Via Cornelia que conducía desde el río Tiber a uno de los circos de Nerón, a los pies de la colina del Vaticano.

El palacio Cesi fue construido en una plaza con un patio interior. De la parte norte se conserva una fachada renacentista del siglo 16 según el proyecto de Martino Longhi el Viejo. Al comienzo del siglo XX, durante la renovación del suburbio Borgo, el ala occidental del palacio desapareció. Los Salvatorianos, en los años 1944-1946, añadieron en el costado sur, una parte nueva llamada “Casa Francesca.” Durante muchos años esta casa acogió a estudiantes salvatorianos que se preparaban para el sacerdocio. En el siglo XXI la “Casa Francesca” fue totalmente reestructurada y actualmente es el hotel Residenza Palazzo Cesi

En el interior del palacio, que durante siglos fue sujeto a varios cambios, existen muchos elementos que dan testimonio de su rico pasado. Los mejor conservados son: los techos en las salas del primer piso (actual capilla, biblioteca y sala de visitas), los frescos del silo XVI que son llamados Aula del Rey Salomón, y otros frescos realizados por Nicoló Martinelli y Tomasso Laureti.

A la calle que separa la Casa Madre y algunas oficinas del Vaticano se le dio el nombre de Via Pancrazio Pfeiffer, en memoria del segundo Superior General de la Sociedad que tuvo un rol histórico como intermediario del Papa y el alto mando alemán durante la ocupación de Roma en la segunda guerra mundial.

Franciscus Jordan

N

inguna traición, ninguna infidelidad, Ninguna frialdad ni burla apaguen tu celo.

Salvatorianos en el Mundo

Albania  Alemania  Australia  Austria  Belorussia  Bélgica  Brasil  
Camerún  Canadá  Colombia  Comoras Congo  Equador  
Escocia  Eslovaquia  España  Estados_Unidos  Filipinas  
Guatemala  Hungria  India  Inglaterra  Irlanda  Italia  México  
Mozambique  Montenegro  Polonia  República_Checa  Rumania  
Russia  Sri_Lanka  Suíza  Suriname  Taiwan  
Tanzania  Ucrania  Venezuela