Contactenos    Links       

       

Los miembros, por medio del ejemplo, de la palabra,
hablada y escrita y a través de todas las formas y medios
que la caridad de Cristo inspire, deben buscar con sabiduría y celo
en el Señor, darle a conocer a todos y glorificar en todas partes
a Dios Padre, a su Hijo Jesucristo y al Espíritu Santo,
para conducir a la gente hacia la salvación.

Regla de 1886


Los Salvatorianos, somos llamados a seguir a Jesucristo, el Divino Salvador, viviendo en comunidad dentro de la Iglesia universal y prestar un servicio apostólico. Así como lo hizo nuestro Fundador, el Padre Francisco María de la Cruz Jordán, proclamamos a todas persona la salvación que nos ha sido dada en Jesucristo, de tal manera que a través de nuestra vida y de nuestras actividades apostólicas, todos puedan llegar a conocer el único Dios verdadero, y a Jesucristo, enviado por el Padre y de esta forma puedan tener vida en plenitud. (Juan 17,3)

Para realizar la voluntad de nuestro Fundador, compartimos con todas las personas nuestra vocación apostólica. Estamos dispuestos a prestar nuestros servicios en todos los lugares, empleando todas las formas y medios que el amor de Cristo nos inspira. Nuestro apostolado no se limita a una actividad particular, como la educación o el trabajo con los jóvenes. Hacemos hincapié en la universalidad de la vocación cristiana, animamos a los laicos a que vivan su compromiso bautismal y a que sean testigos de la fe en su vida privada y social.

Por consiguiente:

  • estamos presentes en países misioneros. Sostenemos el desarrollo humano, la vida de familia, la salud y la educación en medio de los pobres y los marginados;

  • estamos en parroquias y las guiamos a la luz de nuestro carisma salvatoriano;

  • acompañamos a los jóvenes para que descubran cómo vivir su vocación cristiana;

  • promovemos la formación cristiana, animamos a las personas en su crecimiento espiritual y en su participación activa en la vida de la Iglesia y del mundo;

  • investigamos y enseñamos en universidades;

  • proclamamos el Evangelio en una forma actualizada y en diálogo con todas las culturas por medio de la comunicación social.

Franciscus Jordan

¡Oh

Señor: ayúdame, muéstrame el camino! sin Ti no puedo nada; todo lo espero de Ti; en Ti, oh Señor, he puesto mi esperan­za; no seré confundido eternamente.

Salvatorianos en el Mundo

Albania  Alemania  Australia  Austria  Belorussia  Bélgica  Brasil  
Camerún  Canadá  Colombia  Comoras Congo  Equador  
Escocia  Eslovaquia  España  Estados_Unidos  Filipinas  
Guatemala  Hungria  India  Inglaterra  Irlanda  Italia  México  
Mozambique  Montenegro  Polonia  República_Checa  Rumania  
Russia  Sri_Lanka  Suíza  Suriname  Taiwan  
Tanzania  Ucrania  Venezuela