Contactenos    Links       

       

Para entender la historia de nuestra Sociedad es necesario
mirar los antecedentes históricos, en particular la situación
en Alemania en ese tiempo, y la vida de nuestro
Fundador el P. Francisco Jordán.

Hubo dos factores importantes que afectaron a la Iglesia durante el siglo 19 en Alemania: la secularización y el Kulturkampf. A principios del siglo bajo Napoleón fueron secularizados casi todos los monasterios de Alemania. Los monasterios fueron disueltos y la propiedad asumidas por el Estado o vendidas. Todo el estilo en el que la Iglesia ejerció su pastoral fue interrumpido, y fue destruida una cultura monástica anteriormente floreciente. El Estado prusiano, que se había vuelto más y más fuerte en el transcurso del siglo 19, se embarcó en una política de conflicto con la Iglesia Católica conocida como el Kulturkampf . Se crearon leyes para tratar de limitar el poder y la influencia de la Iglesia. Debido a eso, la Iglesia encontró que muchos de sus actividades prácticas y pastorales eran cada vez más restringidas por el Estado. En un primer momento, la intención del P. Jordán no fue la de fundar una Congregación religiosa. Él quería alterar los efectos de la Kulturkampf y esto significaba algo muy radical y muy amplio, eso significaba, literalmente, renovar toda la Iglesia. Su objetivo era devolverle a la gente común a Cristo. Un entusiasmo misionero extraordinario se apoderó de él. Era una pasión que todo lo consume. Su amor por Dios y por la humanidad lo abrumaba y quería ponerse a trabajar de inmediato para poner en práctica todo lo que había soñado.

Primero tenía que encontrar algunos socios, gente que entendiera y le pudiera ayudar en su tarea, y lo más importante era que él buscaba sacerdotes que fueran capaces de tomar posesión de su plan. Pronto encontró al Padre Buenaventura Lüthen, un compañero alemán, que en esos primeros días se convirtió en su colaborador y amigo más cercano. Pronto encontró otros sacerdotes que estaban dispuestos a trabajar con él.

El plan de Jordán era hacer una Sociedad con tres grados: el primer grado incluía miembros, tanto hombres como mujeres, que querían entregarse totalmente a la Sociedad y a su trabajo. Hacían los votos de pobreza, castidad y obediencia. El segundo grado incluía a la gente educada es decir, a aquellos que estaban en condiciones de ejercer una influencia en la Iglesia y en la sociedad - científicos, artistas, intelectuales , periodistas, etc. El tercer grado era para cualquiera que estuviera dispuesto a vivir una buena vida cristiana y promover los objetivos de la Sociedad . Para el Padre Jordán era muy importante que su Sociedad se estableciera en Roma, ya que era el corazón de la Iglesia y por eso se trasladó a la casa de Santa Brígida en la Piazza Farnese, donde estableció una imprenta y comenzó a imprimir la revista mensual “Der Missionär” [El Misionero]. El 8 de diciembre de 1881, en la Capilla de Santa Brígida en Roma, tres sacerdotes hicieron votos privados como miembros de la Sociedad Apostólica Instructiva . Esta es la fecha que se mantiene como el día de la fundación de los Salvatorianos.

La Sociedad Apostólica Instructiva pronto atrajo a otros colaboradores y los locales en Santa Brígida se quedaron pequeños. Así el P. Jordán estaba encantado de poder alquilar habitaciones junto a la plaza de San Pedro en el Palazzo Moroni, Borgo Vecchio 165 - ahora Via della Conciliazione 51.

Los planes para la participación de los sacerdotes diocesanos no se materializaron, pero la Casa Madre se llenó con los posibles candidatos. Su idea de una Sociedad con tres grados fue considerada demasiado progresista. La Iglesia sólo le daría un reconocimiento al Primer Grado organizado de acuerdo a las características de una orden religiosa y con ramas para hombres y mujeres, totalmente separadas.

El nombre de "Sociedad Apostólica Instructiva" era considerado bastante controvertido ya que el Papado se reservó el uso del título Apostólica para sí mismo. El nombre fue cambiado por el de "Sociedad Católica Instructiva", y luego por el de "Sociedad del Divino Salvador " (en latín: Societas Divini Salvatoris) y desde entonces la Sociedad ha sido conocida como "Los Salvatorianos". Este cambio de nombre fue una suerte porque la nueva Sociedad ya no tomó su nombre de sus actividades, sino de su más alto ideal: el mismo Cristo, el Salvador del mundo. Él es nuestro modelo y el objetivo que nos proponemos es atraer hacia Él a la gente.

Desde el principio Jordán estaba dispuesto a involucrar a las mujeres en el trabajo de la Sociedad. Estableció una fundación de las Hermanas bajo la dirección de Francesca Streitel, pero pronto surgieron dificultades. Parecía que ella no estaba en plena sintonía con las ideas del Fundador y quería que las Hermanas siguieran la línea de los Franciscanos de la estricta observancia. Este grupo de hermanas fue separado del Padre Jordán en 1886 y hoy en día sigue existiendo como las Hermanas de la Virgen Dolorosa.

Jordán tuvo una larga relación con Teresa von Wüllenweber, quien había sido miembro del primer grado desde 1882 y estaba esperando a que la llamase a Roma. Llegó en 1888 y Jordán la encargó de la nueva fundación en Tivoli. Se llamaban Hermanas del Divino Salvador. Teresa tomó el nombre de "María de los Apóstoles", un nombre que muestra su devoción por el espíritu apostólico de las ideas de Jordán. De hecho, tenían una notable similitud de perspectivas , y ella resultó ser una colaboradora fiel y una sabia superiora de las Hermanas. Fue beatificada en 1968.

Una vez obtenida la aprobación canónica para la Sociedad, Jordán comenzó con energía a fundar una serie de nuevas casas de la Sociedad. Aquí sólo presentamos un resumen. Cuando la Congregación para la Propagación de la Fe –preguntó al padre Jordán si quería hacerse cargo de una vasta área en una nueva misión en Assam, noreste de la India, se dio un impulso a los Salvatorianos. En 1890 envió a sus primeros misioneros a Assam, a pesar de que casi no podía prescindir de sus hombres. En 1892 comenzó a fundaciones en los Estados Unidos y Austria. Siguieron: Ecuador - Colombia (1893), Suiza (1894), Checoslovaquia (1895), Brasil (1896), Rumania (1898), Bélgica, Polonia y Yugoslavia (1900), Inglaterra (1901) y Alemania (1915). Es decir que durante su vida el Padre Jordán estableció la Sociedad en 14 países diferentes. Este fue de hecho el resultado de una actividad incansable y de sus muchos largos viajes.

Desde entonces, nuestra Sociedad se ha extendido por todo el mundo proclamando a Jesucristo como el único Salvador del mundo.

 

Franciscus Jordan

¡Ay

de mí, oh Señor, si no te doy a conocer a las personas ¡

Salvatorianos en el Mundo

Albania  Alemania  Australia  Austria  Belorussia  Bélgica  Brasil  
Camerún  Canadá  Colombia  Comoras Congo  Equador  
Escocia  Eslovaquia  España  Estados_Unidos  Filipinas  
Guatemala  Hungria  India  Inglaterra  Irlanda  Italia  México  
Mozambique  Montenegro  Polonia  República_Checa  Rumania  
Russia  Sri_Lanka  Suíza  Suriname  Taiwan  
Tanzania  Ucrania  Venezuela