Contactenos    Links       

       

El fortalecimiento y la renovación de la Vida Consagrada pasan por un gran amor a la regla, y también por la capacidad de contemplar y escuchar a los mayores de la Congregación. Así, el «depósito», el carisma de una familia religiosa, queda custodiado tanto por la obediencia como por la sabiduría. Y este camino nos salva de vivir nuestra consagración de manera “light”, desencarnada, como si fuera una gnosis, que reduce la vida religiosa a una “caricatura”, una caricatura en la que se da un seguimiento sin renuncia, una oración sin encuentro, una vida fraterna sin comunión, una obediencia sin confianza y una caridad sin trascendencia.

HOMILÍA DEL SANTO PADRE FRANCISCO, FIESTA DE LA PRESENTACIÓN DEL SEÑOR, XIX JORNADA DE LA VIDA CONSAGRADA, 2 de febrero de 2015

Franciscus Jordan

¡Oh

Señor: ayúdame, muéstrame el camino! sin Ti no puedo nada; todo lo espero de Ti; en Ti, oh Señor, he puesto mi esperan­za; no seré confundido eternamente.

Salvatorianos en el Mundo

Albania  Alemania  Australia  Austria  Belorussia  Bélgica  Brasil  
Camerún  Canadá  Colombia  Comoras Congo  Equador  
Escocia  Eslovaquia  España  Estados_Unidos  Filipinas  
Guatemala  Hungria  India  Inglaterra  Irlanda  Italia  México  
Mozambique  Montenegro  Polonia  República_Checa  Rumania  
Russia  Sri_Lanka  Suíza  Suriname  Taiwan  
Tanzania  Ucrania  Venezuela

                                                    

Policy: Privacy - Cookies